viernes, 8 de agosto de 2014

Mamá, estoy embarazada

Publicado por Danny Grrrr en 0:38 0 comentarios

Los doctores regularmente te piden que esperes hasta el tercer mes para dar la noticia de tu embarazo, incluso utilizan frases de pánico como "Yo me esperaría a dar la noticia hasta después de los tres meses, hay una posibilidad de que tu embarazo no se logre" "No te emociones mucho todavía, si estas embarazada, pero hay muchos factores de riesgo previos al tercer mes".


Esas frases son el tipo de cosas que una vez que sabes que estas embarazada no quieres escuchar, pues uno de los súper poderes incluidos en el paquete de heroína/madre (y el menos agradable) es la paranoia total.


Pasé muchas noches sin dormir desde que me entere de la noticia, pensando una y otra vez la manera más indicada para decirle a mi madre que sería abuela. Para que entiendan un poco más les hablare de mi relación con mi madre.


Nací cuando mi mamá tenía 22-23 años, viví con ella en casa de mis abuelos maternos toda mi vida, hasta los 21 que decidí que ya era lo suficientemente "adulta" para vivir sola, nuestra relación siempre ha sido de confianza y de amor, obvio pasamos por la etapa en la que yo sentía que no me quería y que todo lo que hacía era para joderme la existencia, después se convirtió en mi mejor amiga pero sobre todo en la persona más admirable que existe en mi universo.


Cuando una persona tiene todas estas cualidades resulta muy difícil hacer cualquier cosa sin pensar en su aprobación, en las noches antes de quedarme dormida, lloraba de incertidumbre y miedo, por un lado sentía que estaba violando el código de confianza al no decirle tan relevante noticia, por otro, moría de pánico sólo de pensar que después de enterarse me pediría que no volviera a verla pues era una "deshonra" para la familia.


Y así empezó un momento de altibajos emocionales en todos los aspectos, empecé a odiar mi trabajo renuncié, me volví poco tolerante ante cualquier situación, empecé a gritar, enojarme, llorar, sentir furia por nada, regañar a mi perro, alejarme de la persona que sostuvo mi mano durante el primer ultrasonido...


Todas esas emociones negativas se las adjudicaba a otras personas, cuando solo vivían en mi cabeza, uno de esos días de colapsos emocionales discutí con @Mangadelmuerto por una razón muy estúpida que ahora ni recuerdo, a gritos le dije que me iba de la casa, era muy tarde ya, me salí sin tener éxito en mi búsqueda de un taxi.


El aire en la calle estaba particularmente frío, incluso llovía un poco, camine varias cuadras llorando, después de 30 minutos decidí regresar a la casa, entré, subí a nuestra habitación y le llamé a mi madre, le pedí que viniera por mi y que me llevara a dormir a su casa. Mi madre no me cuestionó, tomo el auto y salió en camino a mi casa.


Mientras llegaba me encerré en la habitación, estaba tan enojada (por nada) que cualquier cosa que saliera de mi boca sería un insulto y no quería lastimar a @Mangadelmuerto, sonó mi teléfono, era mi mamá diciendo que ya había llegado.


Salí de la casa sin despedirme, con una mochila y ropa para cambiarme al siguiente día, me subí al auto y mi mamá preguntó "¿Qué pasó?" a lo que contesté "Nada Ma, problemas tontos, pero prefiero dormir en la casa".


Llegamos a casa de mi madre, me puse una pijama y me metí en la cama, desde donde estaba,  podía ver que mi madre seguía despierta viendo la televisión, intenté domir, pero lo único que podía hacer era dar vueltas en la cama, empecé a llorar de nuevo, me dolía la cabeza, tenía ganas de vomitar.


Aún sin hablarle a @Mangadelmuerto le envié un mensaje que decía "Ya le voy a decir a mi mamá, no puedo más". La respuesta fue "Tienes todo mi apoyo, espero que no quiera matarme después de que se lo digas".


Salí de las cobijas, me senté en el borde de la cama, intenté ponerme de pie pero de primer impulso no lo logré, mis manos temblaban, mi corazón estuvo a punto de salir por mi garganta, escuchaba mi respiración, me levanté.... Caminé a la habitación de mi madre, me puse enfrente de la televisión y le dije "Mamá, tengo algo muy... " rompí en llanto... respiré y retome la frase.  "Mamá, tengo algo muy importante que decirte".


Mi mamá acostada en su cama se incorporó, encendí la luz de la habitación y le puse "mute" a la televisión, inicié el discurso con la voz entrecortada... "Yo se que tus planes para mi siempre han sido que sea la mejor en todo, también se que si de alguien aprendí a ser fuerte es de ti, quiero que sepas que lo que voy a decirte ahora para mi no es un error, no es una metida de pata, es una noticia que me hace mucha ilusión y me gustaría que la tomaras de la misma manera"


El rostro de mi madre se transformó por completo, había angustia en su mirada, pero nunca dejó de tener esa expresión de calma que en mis peores momentos me ha salvado, continué... "Lo que quiero decirte es algo que comprendo, es una gran responsabilidad" supongo que después de esa frase mi madre sabía perfecto a lo que me refería, yo seguía diciendo todo con lágrimas en los ojos.


"Mamá, estoy embarazada, llevo dentro de mi a alguien que a pesar de ser del tamaño de un frijol, me ha hecho la mujer más feliz de la vida, lo espero con todo el amor de mi corazón, comprendo también que alguna vez estuviste es esta misma situación y no me gustaría pensar que yo para ti si fui un error".


Mi madre me miraba sin decir una palabra, sus ojos se llenaron de lágrimas, mi corazón no pudo más y mi cerebro no podía distinguir si las lágrimas de mi madre eran de tristeza, de decepción o de alegría. Empecé a berrear, como cuando pierdes la esperanza en todo, cuando dejas de creer en ti...


No pude seguir hablando, ahora me tocaba escucharla... Ella solamente preguntó si todo estaba bien, si ya había ido al doctor, si había pensado ya en la responsabilidad que implicaba, si @Mangadelmuerto estaba conmigo, si alguien más lo sabía, yo respondí a todas las preguntas. Me abrazó.


Me pidió que se lo dijera a mi padre, me negué, le dije que no quería que nadie se enterara hasta que me sintiera lista para decirle a todos, ella lo respetó, terminé de hablar con ella y corrí a la sala, le llamé a @Mangadelmuerto y le dije como había salido todo, le pedí disculpas por actuar así antes de salirme de la casa, le dije una y otra vez lo mucho que lo amo y que sin importar lo que pensara todo el mundo ahora eramos los tres en contra de todos... me quedé dormida llorando.


Mi madre estuvo un poco distante unos días, la envié mensajes, la llamé, me respondía pero con una seriedad que me helaba el corazón, tenía tanto miedo de haberla defraudado, tenía tanto miedo de que no hubiera entendido lo feliz que me encontraba que también me alejé.


Un día de esa misma semana, por la noche recibí un mensaje de mi padre, el mensaje decia" Los quiero mucho y saben que pueden contar conmigo para cualquier cosa". Fue después de eso cuando me dí cuenta de que mi mamá había hablado con mi papá.


Al principio sentí enojo, ¿Cómo había podido hacer algo que le pedí que no hiciera?. Después me dí cuenta que lo hizo por el gran amor que me tiene y fue cuando por fin me sentí feliz de nuevo, no había dejado de quererme,  solo que desde luego no era una noticia fácil de digerir.


El tiempo ha pasado desde eso, mi madre cada día me demuestra más el amor que siente por mi, en sus ojos veo la ilusión de esperar a quién vive dentro de mi y yo, soy la más feliz pues tengo la mejor escuela en ser madre.



*por alguna razón esta entrada había desaparecido, pero la comparto de nuevo y les dejo una imagen que dice mucho más que cualquier frase aquí escrita...


martes, 29 de julio de 2014

¿Qué hago con todo esto?

Publicado por Danny Grrrr en 15:53 0 comentarios
Ser mamá es una emoción que no se compara con nada más, es felicidad, risas, lágrimas, angustias, sonrisas y mucha comida.

Procesar y crear un ser humano requiere de muchas fuentes de energía, estoy segura que muchas mujeres como yo saciaron todos y cada uno de sus antojos durante el embarazo.

Cosa que no esta mal pero tampoco esta bien, existen antojos que no aportan algo que haga la diferencia en el crecimiento y desarrollo del bebé, al contrario te suman kilitos extra.

Durante el embarazo justificas tus kilos de más con frases como “Estoy comiendo por dos” “Si no me lo como va a salir con cara de __________ (inserte antojo lleno de calorías)”, pero ¿Qué pasa con todo eso después de que nace tu bebé? exacto, ¡SE QUEDA AHÍ EN FORMA DE GORDURA!.

Después viene la lactancia, en donde se supone que bajarás de peso cuando tu bebé coma y coma y vuelva a comer cada dos horas, pero si eres alguien como yo que no pudo lactar, sabes que esos kilos de más han sido muy difíciles de eliminar.

No sólo eso, la vida para una mamá trabajadora es dos veces más complicada, dejar al bebé listo para que quien lo cuide no tenga problemas, correr a la oficina, tener juntas cada hora, olvidar desayunar y por la tarde comer cualquier cosa, ir al segundo turno labora, llegar a casa con hambre y sin ganas de cocinar para terminar pidiendo comida a domicilio… ¿Te suena?

Algo así ha sido mi vida durante el último año, he intentado cambiar mis hábitos pero mi estilo de vida lo ha hecho más complicado de lo que parece, los kilitos de más y el consumo ilimitado de azúcar y alimentos procesados han hecho que poco a poco me sienta mal, con menos energía, de malas, con mucho estrés y poca concentración.

Intenté tomar multivitamínicos, llevar una dieta más estricta, termine mi relación amorosa con la coca cola y nada de eso era suficiente, un día encontré una pista de lo que ahora ha sido una solución.

Hace una semana probé Vivant , un programa de desintoxicación que ayuda a eliminar de tu cuerpo esas toxinas acumuladas que le hacen daño a tu cuerpo y me gustaría compartir con ustedes esa experiencia.

Existen otros sistemas de detox en México pero por la atención, el precio y el apoyo a la gente local me decidí por Vivant, hacer una inversión así por 6 jugos diarios no es fácil y menos cuando además tienes que comprar leche y pañales.

Los jugos llegaron a casa en una bolsa térmica, frescos y listos para que los tomara al siguiente día.

Me desperté muy temprano y siguiendo las instrucciones me tome el Vita-Shot,  tiene un sabor inesperado para iniciar el día, me pareció un poco picante y amargo, tuve sensación de ardor estomacal pero se fue a los 10 minutos.



Después me tome Verde Coraje con bersa, espinaca y pepino, muy fresco, el sabor más dominante es el pepino, rico pero no mi favorito.



Dos horas después tome Pina-Frescante, creo que me conquisto desde el primer trago, me sentí con mucha energía, la necesaria para jugar con Victoria toda la mañana, me dio tanta confianza que incluso le di un poco de jugo a Tori y le encantó.


Llego la hora de la comida y mientras todos en casa comían delicioso yo me martirizaba pensando que tendría hambre, pero ¡Sorpresa! Mi jugo Agua-cate no sólo era delicioso (debo mencionar que ODIO el aguacate), tenía la porción necesaria para que en ese momento del día no muriera de hambre.



Era hora de recorrer la ciudad para ir por @Mangadelmuerto y tenía muchísimo sueño pues la noche anterior trabajé hasta tarde y es justo a esa hora cuando el cansancio me pega, en ese momento del día tenía que tomar mi Vivant número 4, Alka Lima, un juguito que viene acompañado de una bolsita de chia, no sólo me despertó, también me levantó, como si me hubiera tomado un redbull pero con sabor natural, sin azúcar y sin taquicardia asesina.



Pasaron dos horas y llego la hora de mi favorito Poder Violeta de Betabel, Zanahoria y Limón, si el cielo se pudiera comer, seguro sabría a esto.



Ya se hacia de noche y me dio hambre entonces me tome el útlimo Nu-ez leche, este no me encantó (porque si bien odio el aguacate, me lo como, pero la nuez de la india y yo somos enemigas) el punto es que después de tomarlo me sentí relajada y  se fue el hambre.



Me fui a dormir, al otro día desperté con la cara llena de barritos, me asuste y luego me relaje, pues es natural después de un proceso de desintoxicación, seguí las instrucciones que mandaron a mi correo después de mi día de detox y todo fue mejorando.

Pase un fin de semana de relajación total, los barritos desaparecieron al segundo día y dejaron una piel brillante (no use maquillaje durante unos 4 días después y mi piel se veía perfecta), mis uñas dejaron de romperse (aún días después siguen intactas), las ojeras desaparecieron (supongo que porque pude dormir mejor) me sentí más ligera (no más flaca).


En resumen fue una experiencia súper agradable, estoy segura que la próxima vez que lo haga, pediré el plan de 3 días, si con un día me sentí así de bien, incluso una semana después no me quiero ni imaginar como será con 3 días.

martes, 6 de mayo de 2014

El día de las madres

Publicado por Danny Grrrr en 15:48 0 comentarios
Siempre vi esta celebración como algo muy lejano en la vida, incluso ahora que soy mamá sigo sin verlo como algo que me he ganado.

Creo que la celebración del día de las madres es un reconocimiento explícito y material a los logros que has desbloqueado como madre y pues mis logros apenas son poquitos, pero significativos y estoy ansiosa por seguir aprendiendo.

Se que el agradecimiento y el amor a tu madre es algo que se celebra día con día y que no necesita una fecha en específico para hacerlo, pero vamos, a quien no le gusta recibir un regalito…

Por eso les dejo mi lista de regalos deseados del día de las madres, que además de ser cosas muy lindas, algunas apoyan la economía local y el crecimiento de pequeñas marcas mexicanas.

1. Programa de 5 días de Elixir Detox
2. Zapatitos Emma de Mitu Calzado
3. Esmaltes lindisimos de Pitahia
4. Maceta de Armadillo Pots
5. Tatuaje nuevo por Fercha Pombo
6. Galletitas deliciosas de tres chocolates de Zuckys
7. Un hermoso Mason Jar
8. Una secadora Pro Infra Radiance de Revlon Hair Tools
9. Una Bamboo Stylus 
10. Un backpack de Marc Jacobs

¿Cuál es tu wishlist?

 

¡Porque soy tu madre! Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review